domingo, 23 de julio de 2017

Aunque resulte difícil de creer, hay veces que no encuentro las palabras para expresarme, para decir lo que pasa por mi mente, por mi corazón, por (mi) Alma... delante a ciertos detalles, a gestos tan grandes en significado y llenos de tanto sincero afecto, quedo emocionada y en silencio... tal vez porque lo único que me sale es "gracias" y me resulta tan simple y chiquita esa sola palabra... prefiero un abrazo, de esos fuertes, de esos que hacen que los latidos se unan y formen uno solo.

Gracias Ale...
gracias por aparecer en mi camino;
gracias por elegir recorrerlo conmigo;
gracias por el día a día;
gracias por esta amistad que ha nacido y crece momento a momento;
gracias por lo que creo, espero y estoy segura que vendrá...


(Quito los comentarios porque preferiría que las palabras, los cumplidos, y todo, fueran para Ella, para Ale, mi querida LunaRoja... por eso te invito a su espacio, si aún no lo conoces -¿cómo que todavía no lo conoces?!!- y que me veas a través de sus ojos... gracias a vos también por ello.)


viernes, 21 de julio de 2017

#VDLN - 53

¡¡¡FELIZ DÍA DEL AMIGO!!!


El 20 de julio en Argentina se celebra la amistad. ¿Por qué en esta fecha en particular? Porque por allá, por el 20 de julio de 1969 un argentino, Enrique Ernesto Febbraro, odontólogo, profesor de filosofía e historia y músico, viendo el aterrizaje de la nave Apolo XI en la Luna, mientras el astronauta Neil Amstrong caminaba por allí, dando un "pequeño paso para el hombre, un gran paso para la humanidad"; se sentó a escribir desde Lomas de Zamora, donde residía, mil cartas a cien países. “Viví el alunizaje del módulo como un gesto de amistad de la humanidad hacia el Universo y al mismo tiempo me dije que un pueblo de amigos sería una nación imbatible. ¡Ya está, el 20 de julio es el día elegido!”, les explicó a sus destinatarios. Y, desde ese momento, Argentina, como algunos otros países al mundo festejan el "Día del Amigo"...




...aunque vos y yo sabemos que no hace falta "un" día especial para eso!



lunes, 17 de julio de 2017

8:00am. El teléfono sonaba y la voz en la secretaría telefónica empezaba a hablar.

Buenos días Roxana. Hoy es jueves 13 de julio de 2017. Estás en tu habitación, en nuestra casa de Mercedes. En unos minutos entrará Clotilde con tu desayuno. Abre el armario que se encuentra a tu derecha y vístete. Si deseas salir al jardín, advierte a la misma Clotilde que sabrá cómo hacer, y abrígate, que hoy hace mucho frío. Si quieres llamarme, lo mismo, dirígete a Clotilde... Soy Mariana y estoy ya en el trabajo...

Roxana se levantó de la cama, se miró al espejo y no se reconoció. El reflejo de esa mujer grande no podía ser ella. Como no reconoció la voz de Mariana, ella sólo era un niña.

Buenos días, señora. –saludó una mujer mientras abría la puerta de su cuarto. ¿Cómo se encuentra hoy?
Buenos días... Clotilde, ¿no? –respondió sin estar muy segura pero confiándose en el mensaje oído poco antes. Bien... me siento muy bien.

Las dos mujeres conversaban animadamente, poniéndose de acuerdo para el después. Mientras, la mirada de Mariana se perdía en la ciudad. Sentada en su oficina, frente al enorme ventanal del último piso de ese importante edificio, meditaba sobre lo ocurrido ese año. Finalmente había logrado ser una asociada de aquel reconocido estudio jurídico. Eso y la conspícua herencia recibida tras la muerte de su abuela, fue lo que le permitió reducir la condena de Roxana y quitarla del psiquiátrico donde estaba cumpliéndola. Habían pasado veinticinco años, y muchísimas horas de terapia psicológica, desde la tragedia que las había separado. Los médicos le habían dicho que el caso de Roxana era singular. No se trataba de Alzheimer ni demencia senil, parecía como si simplemente hubiese decidido olvidar esos últimos veinticinco años de su vida. Pero ella no. Mariana no había olvidado nada. Era una niña cuando había aprendido a callar; a hacer de cuenta que nada al afuera de su habitación, existía. Bastaba una mirada de Roxana, sólo quince años más grande, para que Mariana se refugiara allí. Así había crecido, bajo el ala protectora de ella. Así hasta el día que se convirtió en señorita con sólo doce años, y Roxana la protegió por última vez. Pese a todo el tiempo que había pasado, Mariana aún despertaba sudando en mitad de la noche; aún temblaba como una hoja cuando oía ciertos llantos, ahogados; aún no había logrado olvidar la imagen de “Papá” muerto en ese lago de sangre y a Roxana repitiendo como en trance “a ella no... no a mi niña...”. En cierto modo envidiaba a Roxana, había logrado cancelar todo de su memoria. Pero ella no, e igual se lo debía; por bien dos veces le debía la vida.

8:00am. El teléfono sonaba y la voz en la secretaría telefónica empezaba a hablar.

Buenos días Roxana. Hoy es viernes 14 de julio de 2017. Estás en tu habitación, en nuestra casa de Mercedes. En unos minutos entrará Clotilde con tu desayuno. Hoy llueve, por lo que puedes aprovechar a quedarte en la cama un poco más. Soy Mariana y ya estoy en el trabajo...”, por un instante se hizo silencio y lo único que se escuchó perfectamente es como del otro lado, desde donde antes provenía la voz, tragaban saliva. “...te amo mamá, nos vemos esta noche.


(Este relato pertenece a los "52 retos de 'El libro del Escritor'".
Es el número 7Da voz a los recuerdos y ofrece una solución en forma de historia
para un personaje que pierde la memoria cada día.)


viernes, 14 de julio de 2017

#VDLN - 52

"La vida no te está esperando en ninguna parte,
te está sucediendo.
No se encuentra en el futuro
como una meta que has de alcanzar,
está aquí y ahora,
en este mismo momento,
en tu respirar,
en la circulación de tu sangre,
en el latir de tu corazón.
Cualquier cosa que seas,
es tu vida
y si te pones a buscar significados en otra parte,
te la perderás."
(Osho)


miércoles, 12 de julio de 2017

Hubo un tiempo, donde él se sentía lleno de vida, con una constante curiosidad por todo lo que lo rodeaba. Viajaba alrededor del mundo y las páginas de su vida estaban llenas de aventuras. Pero eso había pasado; y ahora, hasta los viajes se habían convertido en una aburrida monotonía. Sus días parecían una continuación de hojas en blanco, no había nada que lo hiciera sentir satisfecho. Nada que lograra hacerlo sentir pleno como un tiempo. Se sentía un personaje más. Uno de los de esas historias que tanto le gustaba contar en sus noches de insomnio. Esas historias con las que había seducido a un sinfín de mujeres; con las que, en cierto modo, había vivido.

Así se sentía cuando ella entró en su vida. Sin embargo no pudo resistirse a presentarse como ese personaje, ese trotamundos, ese papel que tan bien conocía y que sabía infalible. Pero ella lo sorprendió... pudo ver más allá. Ella lograba leerlo entre líneas, sentía aquello que él trataba, en vano, de ocultar. Poco a poco descubrió que con ella no era necesario llevar máscaras. Reía de sus faltas y lograba siempre corregir cada cosa con una sonrisa suya. El entusiasmo de ella lo contagiaba, le donaba las ganas de hacer cosas nuevas... ¿y por qué no?

Él estaba cansado de fantasiosas aventuras. Ella sólo deseaba escribir historias verdaderas.
Él, un viejo cuaderno de viaje. Ella, su nueva pluma.


(Este relato pertenece a los "52 retos de 'El libro del Escritor'".
Es el número 11Inventa un cuento con dos objetos a los que dotas de vida.)


lunes, 10 de julio de 2017

El día había comenzado como cualquier otro, y nada indicaba que sería especial.

Sin embargo, allí estaba. Me miraba con sus ojos oscuros, los mismos que desde el primer día me penetraban hasta el alma; que me hablaban sin necesidad de palabras. Algo tenía que era distinto, tal vez su expresión era diferente. Entonces vi como su boca empezaba a moverse, sus labios se unieron presionándose levemente. Y escuché su voz pronunciándose, haciendo que mi pecho implosionara. Quise pero no pude evitar que las lágrimas rodaran por mi rostro.

Un instante donde una palabra hizo que todas las piezas encajaran. Todo cobraba significado. Lo pasado, lo vivido hasta ahí. Ahora, visto desde ese otro lado, me hacía comprender tantas cosas. Esos “yo nunca...” que de repente me resultaban tan burlones, como si la vida misma me hiciera un guiño. Y sonreí.

Esas dos simples letras. Esas dos sílabas, que encerraban el más puro de los sentimientos. Esa única palabra que significaba todo... la vida misma dicha simplemente...

...mamá.

...para mi Mamá en su 66° cumpleaños.


 (Este relato pertenece a los "52 retos de 'El libro del Escritor'".
Es el número 6Describe una escena de un relato pensando en una fecha significativa para ti
y traslada esas emociones a tus personajes.)


viernes, 7 de julio de 2017

#VDLN - 51

"Nos enseñaron desde niños cómo se forma un cuerpo,
sus órganos, sus huesos, sus funciones, sus sitios,
pero nunca supimos de qué estaba hecha (el) Alma."
(Mario Benedetti)




Alma...
tres letras formando un nombre,
donde no hay principio y fin,
sino un infinito latir.

Alma...
un mar de contradicciones,
de fuego en las venas,
para resurgir cual Fénix eterna.

Alma... con sus mareas y contrastes.
Alma... con palabras y silencios.
Alma... ahora y siempre.
Alma... simplemente Alma.
(letras escritas para una iniciativa de mi querida Gin)

miércoles, 5 de julio de 2017

El Club de los 5: Julio



  • Serie: "Better call Saul"
El mes pasado contaba que luego de mucho tiempo y tantas recomendaciones, finalmente vi "Breaking Bad"... pues esta vez les recomiendo "Better call Saul", que es un spin-off de la primera serie mencionada. Ésta gira en torno a Saul Goodman, antes de que éste se convirtiera en el abogado del personaje Walter White. Divertida e interesante... para los que como yo se quedaron con ganas de más "Breaking Bad", es un poco como seguir en compañía.

  • Libro: "Historias de Cronopios y Famas"
Ésta es una novela surrealista del escritor argentino Julio Cortázar; publicado en el año 1962. Describe de forma particularmente creativa los actores sociales de su época. La burguesía de los años '50-'60 es representada por los "Famas" y la clase media por los "Cronopios". Uno de mis libros favoritos, sin dudas.
"(...)Los famas para conservar sus recuerdos proceden a embalsamarlos en la siguiente forma: Luego de fijado el recuerdo con pelos y señales, lo envuelven de pies a cabeza en una sábana negra y lo colocan parado contra la pared de la sala, con un cartelito que dice: «Excursión a Quilmes», o: «Frank Sinatra».Los cronopios, en cambio, esos seres desordenados y tibios, dejan los recuerdos sueltos por la casa, entre alegres gritos, y ellos andan por el medio y cuando pasa corriendo uno, lo acarician con suavidad y le dicen: «No vayas a lastimarte», y también: «Cuidado con los escalones.» Es por eso que las casas de los famas son ordenadas y silenciosas, mientras en las de los cronopios hay gran bulla y puertas que golpean. Los vecinos se quejan siempre de los cronopios, y los famas mueven la cabeza comprensivamente y van a ver si las etiquetas están todas en su sitio. (...)"

  • Descubrimiento: Spotify
Es tanto que veo esta app, que noto que la usan, que comentan de ella y demás... pero hasta ahora no me había decidido a descargarla. Lo hice este domingo y... ¡por favor!!! No he parado de escuchar música, salvo cuando estoy en compañía (obvio, no es que sea tan antisocial) y cuando estoy en el trabajo (es que desearía conservarlos por un tiempo más... jajajajaja!) ...pero apenas estoy sola, zas! ...me conecto a ella; elijo una playlist en base a lo que tengo ganas de escuchar y dura horas y horas. Lo mejor es que no consume casi nada de batería del celular, ya que es sólo música y no videos. Y aunque sea la versión gratis (totalmente válida) hay mucho para elegir.


  • Trailer: "The war for The planet of the Apes"
Esta saga de películas me da curiosidad, más que nada porque crecí con las versiones originales... pero no creo ir al cine, esperaré.


  • Cita:
"Cambiar por los demás es, en realidad, mentir a uno mismo."                    (de la película "Mona Lisa smile", del 2003)



Esto es todo, nos vemos el próximo mes!!


viernes, 30 de junio de 2017

#VDLN - 50

"El éxito comienza en la voluntad.
Si piensas que estás vencido, lo estás.
Si piensas que no te atreves, no lo harás.
Si piensas que te gustaría ganar, pero no puedes, no lo lograrás.
Si piensas que perderás, ya has perdido.
Piensa en grande y tus hechos crecerán.
Piensa en pequeño y te quedarás atrás.
Piensa que puedes y podrás, todo está en el estado de tu mente.
Tienes que estar seguro de ti mismo antes de intentar ganar un premio.
Las batallas de la vida no siempre las gana el hombre más fuerte o más ligero,
porque tarde o temprano aquel que gana es aquel que cree poder hacerlo."
(Rudyard Kipling)


"...♫ ...Es verdad
créanme ha sucedido
mirando el agua oscura
con las malditas ganas
de hacer un salto allí abajo.
De repente
alguien a mis espaldas
tal vez un ángel
vestido como un transeunte
me sacó de allí
diciéndome así:
Maravilloso
pero ¿cómo no te das cuenta
de cuánto el mundo sea maravilloso?
Maravilloso
hasta al final tu dolor
podrá parecer luego maravilloso.
Pero mira a tu alrededor
que regalos te han hecho:
te han inventado el mar.
Tú dices no es nada.
Te parece nada el sol?!
La vida... el amor...
Maravilloso
el bien de una mujer
que ama sólo a ti.
Maravilloso
La luz de una mañana
El abrazo de un amigo
el rostro de un niño.
Maravilloso...
Pero mira a tu alrededor
que regalos te han hecho:
te han inventado el mar.
Tú dices no es nada.
Te parece nada el sol?!
La vida... el amor...
Maravilloso
el bien de una mujer
que ama sólo a ti.
Maravilloso
La noche ahora terminada
y sentía aún el amor de la vida.
Maravilloso
Maravilloso... ♫..."
(Traducción hecha por mí)


martes, 27 de junio de 2017

Eran semanas que insistía en que fuera a ver su galería. Finalmente exponía cerca de casa y eso me dejaba ya sin más excusas. Por lo que esa tarde, excepcionalmente libre de mi trabajo, decidí ir hasta allí.

No advertí que iría, deseaba observar cada una de sus obras sin la presión que produce la admiración hacia el artista, al cual aparte se conoce. Apenas entré quedé impactada por aquello que ví. El nombre había hecho que imaginara muchas cosas pero no lo que encontré. Recorría cada pequeño salón deteniéndome delante de cada cuadro. Los colores que había elegido, cada una de las tonalidades de estos, hacían un todo magnífico. Pero fue al final de la galería cuando quedé subyugada por él.

Solo allí, con una tenue luz que lo hacía aún más importante, especial, único. Y ese color tan característico, que despertaba cada uno de mis sentidos, ese morado que era tan él. Deseaba tocarlo, sabiendo que era absolutamente prohíbido... lo que lo hacía aún más tentador. Fue en ese instante, mágico, mientras empezaba a sonar el Duke suavemente de fondo, que lo supe. Supe que era él lo que deseaba ver cada mañana apenas abriera los ojos. Lo deseaba mío. Deseaba esas sombras, con ese particular haz de luz. Era él... el cuadro.


(Este relato pertenece a los "52 retos de 'El libro del Escritor'".
Es el número 9Escribe un relato que integre las palabras 'luz' y 'cuadro'
como elementos relevantes del argumento.)


viernes, 23 de junio de 2017

#VDLN - 49

Para vos...
...de tu compañera.

Esta semana les pido disculpas, con toda (el) Alma.
Esto porque, aunque sé que no hay obligaciones y soy la primera a decirlo,
últimamente el tiempo se me escapa de las manos.
Entonces no sólo no llego a responderles en tiempo aquí,
sino que por muchas de vuestras casas estoy ausente desde hace tiempo...
Y esto no me gusta, de verdad que no.
Por un momento pensé cerrar los comentarios,
pero luego no creí fuera tampoco justo...
Porque vienen hasta esta playa,
porque se detienen a leer,
porque escuchan la música que elijo
y porque de este modo, este rincón es también de ustedes...
Esta playa, esta arena, sin vuestras huellas sería sólo un árido desierto.
Por todo esto, van mis disculpas y un
GRACIAS
así de grande...

miércoles, 21 de junio de 2017

Hace ya algunos años, también en un solsticio de invierno, cuando el sol comenzaba a esconderse detrás del horizonte salino, aquellas playas del sur fueron testigo de algo mágico y maravilloso.

La Luna y el Mar, en una de sus eternas danzas de amor, dieron a la luz un hijo. Surgió del mismo fondo de ese vasto océano. En él se conjugaba la pureza y la luz de su madre, con la fuerza y el temple de su padre.

Un día, cuando era ya grande, supo de un antiguo tesoro. Uno que no era formado por piedras preciosas ni monedas de oro, pero el cual todas las criaturas de la Tierra deseaban. No era fácil lo que se proponía, pero no por ello dejaría de intentarlo. Se sumergió y comenzó su búsqueda, sin darse cuenta que la Luna se ensombrecía dando inicio a una feroz tormenta. El mar estaba tan agitado, que las olas se alzaban y rompían con una fuerza descomunal. Fueron ellas las que lo llevaron a lo más profundo, allí donde todo era oscuro pero extrañamente calmo. Y, contrariamente a lo que se podría pensar, él se sintió sereno; el Mar lo estaba acunando y enseñándole el complejo lenguaje del silencio. La Luna lo observaba desde el alto con su sabio mutismo y cuando creyó que él ya estaba listo, besó al Mar que tanto amaba y con la alta marea hizo que él volviera a la superficie.

Cuenta la leyenda, que desde ese día, cuando las tormentas son demasiado destructivas, él se sumerge, buscando en lo más profundo, la luz en la oscuridad del abismo, la serenidad de un latido.

...dedicado a mi querido amigo Demian en su cumpleaños.


(Este relato pertenece a los "52 retos de 'El libro del Escritor'".
Es el número 33: Realiza una historia que tenga lugar en el fondo del mar.)


viernes, 16 de junio de 2017

#VDLN - 48

"Ojalá te sigas eligiendo todos los días a ti.
Ojalá te levantes cada mañana orgulloso de quien eres.
Ojalá te enamores de tus defectos, de todos. Y te hagas muecas cada vez que te miras al espejo. Porque una sonrisa todo lo puede.
Ojalá no te rindas nunca, ni siquiera cuando sientes que no puedes más.
Ojalá no mires para atrás ni para coger impulso, y ganes fuerza para levantarte después de tropezar con esa piedra una vez más.
Ojalá te vistas como te apetezca, incluso si no se lleva. Incluso si el de al lado te mira de arriba a abajo.
Ojalá cantes en la ducha con todas tus ganas aunque al segundo caiga un gran chaparrón.
Ojalá grites a los cuatro vientos que puedes con todo.
Ojalá te hagan el humor hasta llegar al orgasmo. Y te regalen sonrisas para cada lágrima.
Ojalá te den abrazos de esos que quitan los miedos en un segundo. Y en los que apetece quedarse a vivir.
Ojalá te quieras... pero bien."
(©Un rincón maravilloso)


"...♫ ...Ojalá tocara a mí
tomarme cuidado de tus días
despertarte con un café
y decirte que no envejeces nunca...
Derretir los nudos dentro de ti
las más obstinadas melanconías, ojalá.
Ojalá tocara a mí
tengo experiencias y capacidad
transformista por vocación
para no morir, qué no se hace...
Puedes confiarte a dejarme el corazón
ningún dolor lo rozará, ojalá!
Ojalá tocara a mí
un poco de esa felicidad... ojalá.
Sabré esperar por ti mañana,
y luego mañana, y luego... mañana.
Yo como una sombra te seguiré
la ternura y mi talento.
No te desilusionaré
yo, a la justa distancia.
Seré como tú me quieras
yo tengo un cierto oficio.
Pruébame... pruébame.
Plomero, camarera,
a la ocasión me doy maña.
 No me asusta nada
excepto competir con el amor
pero esta vez deberé lograrlo
mirarte a la cara sin sonrojarme... ojalá...
Si tú me conocieras
cierto es que no me negarías dos alas.
Que tengo un gran desorden en la cabeza
y sólo tú me podrás curar... quédate.
Yo estoy listo a frenarme aquí
si el cielo así lo quiere.
Tómame al vuelo
y luego no hacerme caer más
de esta altura sabes
no se salva jamás...
me amas? Ojalá... Me amas!?!?... ♫..."
(Traducción hecha por mí)

miércoles, 14 de junio de 2017

Me despierto temprano, si dormir se puede llamar a lo que yo hago. Hace ya días que mi estado no me permite descansar como un tiempo. Igualmente, arrastro los pies hasta llegar al baño. Me da miedo observarme en el espejo, suena irónico que yo tema algo. No es que alguna vez haya sido una gran belleza, pero aún recuerdo días mejores, y si pudiese maquillarme, mi rostro ya no tendría arreglo.

Como muchas otras mañanas, tengo hambre; pero estoy sola por lo cual tendré que esperar. Deambulo por la casa y aunque todas las ventanas están cerradas, el sol es ya demasiado fuerte por estos días, y se cuela por cualquier rendija, volviéndome del todo fastidiosa. Pienso, sí, todavía soy capaz de pensar; en lo que no tengo, en lo que me falta y echo de menos.

Las horas pasan lentamente. Me entretengo persiguiendo al gato, pero es demasiado pillo y últimamente se pasa todo el tiempo en el jardín. Prefiero darle la culpa al calor y no a su agudo sentido de conservación. Tampoco espero visitas, ya he consumido a todas mis amistades, ni siquiera un conocido me ha quedado.

Finalmente ha llegado la noche y escucho abrirse la puerta de casa. Es él, ignora cuánto deseaba que volviera. Apenas entra en el comedor, me arrojo sobre su cuerpo. Muerdo su cuello. Lo devoro... literalmente.

Espero pronto volver a la rutina laboral, los días serán un poco más entretenidos.


(Este relato pertenece a los "52 retos de 'El libro del Escritor'".
Es el número 17: Describe tu día a día como si fueras un zombi.)

domingo, 11 de junio de 2017

Habían pasado apenas unas pocas horas y ella estaba decidida a ir a buscarlo, sin importarle los riesgos ni las consecuencias. Nadie había podido darle una explicación de lo ocurrido y ella no se resignaría. Nunca lo había hecho, no sería ésta la ocasión para comenzar.

Juntaba unas pocas pertenencias, no tenía idea de cuánto le llevaría el viaje. Mientras, recordaba el día en que lo vió nacer. Se había pasado toda la noche entre dolores, hasta que finalmente, al surgir del sol, él vino a la luz y se lo apoyaron en su pecho. Ya desde ese inicio tuvo que luchar por su lugar. Su padre no quiso reconocerlo y ella se encontró sola con todo, y contra todos. Pese a ello, él había nacido con la sonrisa pegada en el rostro, y su destino marcado en la piel. Creció del mismo modo, con infinidad de carencias, pero no de amor; para eso estaba ella. Mientras ella estuviese, a él no le faltaría nada. Por eso no entendía qué había pasado, si ella no se había jamás ausentado. ¿Dónde era que se había equivocado? ¿Cuáles eran las señales que no había sabido interpretar? Necesitaba respuestas. De otro modo no sería capaz de continuar. Y él era el único que podría dárselas. Por eso no importaba hasta dónde debiera ir, pero llegaría a obtenerlas o moriría en el intento.

Mujer... ¿sabes a dónde vas? –escuchó una voz a su espalda en el momento que cruzaba el umbral de casa, rumbo a emprender su camino. No es casualidad si allí se esconde hasta el sol.

Su mirada estaba allí, en ese punto, al oeste, porque en el oeste se encontraban las ciudades de los muertos. Y porque una madre llegaría hasta donde sea para que alguien le explicara la razón de semejante pérdida.


(Este relato pertenece a los "52 retos de 'El libro del Escritor'".
Es el número 5: Usa la frase 'en el oeste se encontraban las ciudades de los muertos'
para hacer una compasición creativa.)


viernes, 9 de junio de 2017

#VDLN - 47

"Hay amores que entran por los ojos,
te revuelven hasta el estómago
y te hacen palpitar el corazón;
otros hasta despiertan tus bajas pasiones.
Pero el más peligroso de todos es el que entra en tu mente...
y de ahí pareciera no querer salir jamás."
(Blaster)



miércoles, 7 de junio de 2017

Desde el día que salí de allí no he dejado de pensar en ella.

Había vuelto a casa; me sentía cuidada y mimada, sin embargo ella me faltaba. Trataba de distraerme con otras cosas, me pasaba el día leyendo, escuchando música... y pensando en ella. Echaba de menos su calor y su magnífico perfume a lavanda. Pero no, ella era prohibida, innaccesible... al menos por ahora, sólo debía esperar el momento, y ella sin dudas valía la pena.

Los días se sucedían unos a otros, con esa calma que precede al calor más sofocante del verano. Uno... dos... cinco... diez. Finalmente dejaría de pensar en ella y sería realidad. Volvería a disfrutar de ella, del contacto con mi piel, de la suavidad con que se deslizaba por mi cuerpo, de ella en su totalidad y de cuanto me dejaba relajada y satisfecha.

Y sí, después de diez días volví a ducharme, y fui la mujer más feliz de este mundo.


(Este relato pertenece a los "52 retos de 'El libro del Escritor'".
Es el número 10: Crea un relato que contenga una escena en la ducha.)

lunes, 5 de junio de 2017

El club de los 5: Junio



  • Serie: Breaking Bad
Ya sé que muchos de ustedes han visto y hablado de esta serie, y que no es una novedad; pero yo la he visto hace poco... En menos de un mes me vi las cinco temporadas, y debo decir que si bien cuando comenzó, la miraba casi de reojo, mientras hacía otras cosas... al final no podía dejarla, ni soportaba el vuelo de una mosca mientras veía como todo transcurría. No comentaré nada de la trama, no haré spoilers, por si aún hay algún ser que no la haya visto... pero realmente muy, muy recomendable, sea por los temas que trata (porque no es solamente un tema de drogas...), que por las brillantes actuaciones de los personajes.

  • Libro: "Viracocha"
Un libro de Alberto Vázquez Figueroa, que he leído muchos años atrás, que me ayudó a comprender el desarrollo de un momento histórico, que ha marcado a fuego a toda Sudamérica. Los libros de historia siempre han definido a Pizarro como un gran colonizador y un valiente guerrero, que conquistó a unos salvajes que habían construido una medio civilización, aquí pude leer el otro lado de la moneda, una conquista llena de traiciones y deshonores, como todas las conquistas.

(...)-Los emperadores no tienen que dar las gracias por nuestros sacrificios -replicó el "curaca" convencido. -Nacimos para servirles.  
-¡Y una mierda! -exclamó el otro, furibundo -. Hace tiempo que me cansé de que todo en mi vida dependiera de un emperador que a duras penas farfulla mi propia lengua y no siente el más mínimo afecto por todo aquello a lo que consagré mi vida. Dime... ¿te sacrificarías por un "Inca" nacido más allá de tus fronteras y al que apenas entendieras? 
-Si es "Inca", es Hijo del Sol, y si es Hijo del Sol mi vida le pertenece. 
-Me asquea tu servilismo... -sentenció Alonso de Molina, aunque trás unos instantes de meditación, añadió: -Perdona; no tengo derecho a atacarte porque lo cierto es que, hasta no hace mucho, pensaba como tú, pero desde que he llegado a este país he roto con mi vida anterior y todo lo veo distinto. Aquí me encuentro solo y a nadie puedo recurrir ni a nadie debo dar cuentas de mis actos. Ni las leyes ni las costumbres por las que siempre me regí sirven de nada, y me agrada la idea de sentirme dueño absoluto de mi vida. 
-No entiendo de qué me estás hablando... -replicó Chabcha Pusí, y trás señalar a los homosexuales que permanecían expectantes añadió: -Ni ellos tampoco. 
-¿Y qué importancia tiene? en vuestro mundo no existe el concepto de libertad y ahora me doy cuenta de que en realidad en el mío tampoco. Tan sólo ahora descubro su auténtico valor. Yo soy Alonso de Molina, natural de Úbeda, y ya no soy más que eso, ni capitán ni nada, pero tampoco nadie es más que yo. ¿Lo comprendes? (...) 
  • Descubrimiento: Las grapas
Y sí... a mis 41 años he descubierto las grapas. Hace poco he pasado por una operación... cuando me dieron el alta médica me dijieron de volver en una semana a quitarme los puntos, y yo toda sonriente y tranquila me fui a mi casa, ya sabía cómo era y no temía... pues no les explico mi cara cuando curé las heridas y me vi todos los ganchitos de una normal abrochadora, como esos que uso yo para adjuntar las boletas de casa... y lo primero que pensé es que deberían quitármelas... casi que pido anestesia otra vez!!  Al final no fue tan terrible, y he descubierto que ahora se ahorran tiempo porque ya ni te cosen, te abrochan!!

  • Trailer: The Defenders
Esperando esta nueva serie... y mientras me (re)veo otras que andan dando vueltas por allí!



  • Cita:
"No es importante cómo golpeas... lo importante es cómo sabes resistir a los golpes"
(de la película "Rocky Balboa", del 2006)